EFPA ESPAÑA PARTICIPA EN LA CONSULTA DE LA COMISIÓN EUROPEA PARA UNA NUEVA ESTRATEGIA DE FINANZAS DIGITALES

Colaboración mensual de Zunzunegui Abogados, asesores de EFPA España del mes de julio con un contenido de Actualidad Regulatoria. Este mes “Efpa España participa en la consulta de la comisión europea para una nueva estrategia de finanzas digitales”.

La creciente innovación tecnológica está provocando cambios en los modelos de negocio del sector financiero, así como en la prestación de servicios y en la relación entre los participantes.

En el marco de este ecosistema financiero cambiante, la Comisión Europea ha lanzado una consulta pública para recabar la opinión del sector financiero para el diseño de una nueva estrategia de finanzas digitales que contribuya a asegurar, por un lado, que la industria financiera puede aprovechar el potencial de la transformación digital y, por otro, que se mitigan los nuevos riesgos asociados a la digitalización, a la vez que se garantiza la protección de los consumidores.

En su respuesta a la Comisión, EFPA España ha valorado positivamente las oportunidades derivadas de la implementación generalizada de las innovaciones tecnológicas. No obstante, ha querido destacar la necesidad de adaptar y armonizar la regulación a las nuevas formas de operar en el mercado.

Prioridades de la nueva estrategia

Efpa España participa en la consulta de la comisión europea para una nueva estrategia de finanzas digitales

Desde EFPA se ha señalado que la nueva estrategia de la Comisión Europea debe centrarse en varias áreas prioritarias.

En primer lugar, la adecuación del marco regulador del sistema financiero a la era digital debe respetar el principio de neutralidad tecnológica.

Es imprescindible que cualquier cambio normativo garantice la competencia libre y justa, independientemente de la tecnología y el tamaño de las empresas. También debe garantizarse que el deber de compartir datos sea bidireccional: así como los bancos comparten datos con Big Techs, estas deben compartir datos con los bancos.

En segundo lugar, ha recalcado la sensibilidad de los datos en el sector financiero.

En la promoción de las denominadas Open Finance, EFPA España parte de la máxima de que los datos son parte de la riqueza personal del consumidor. Para ello, debe procurarse un equilibrio entre el derecho a la privacidad en el uso de datos y la provisión de servicios financieros basados ​​en datos.

Por último, y con carácter esencial, desde EFPA España se ha remarcado la importancia de mejorar la resiliencia operativa digital del sistema financiero de la UE, así como establecer una regulación armonizada que evite la fragmentación del mercado único europeo y la inseguridad jurídica.

Desafíos regulatorios y protección del consumidor

Efpa España participa en la consulta de la comisión europea para una nueva estrategia de finanzas digitales

Otra de las fuerzas motrices de la digitalización del sector financiero es la experiencia del consumidor. Los clientes están viendo en la innovación financiera un aliado con múltiples beneficios.

En su respuesta, EFPA España ha identificado como principales ventajas para los consumidores:

  • Una mayor accesibilidad (con la consiguiente mejora de la inclusión financiera),
  • Menores costes
  • Mayor competencia y flexibilidad.

No obstante, estas disrupciones tecnológicas no están exentas de riesgos. Por ello, EFPA ha alertado en su respuesta de la importancia de no obviar los riesgos implícitos a estos cambios.

En particular, EFPA ha recordado que la normativa sobre protección al consumidor es imperativa, por lo que los consumidores deben recibir la misma protección al acceder a servicios financieros en entornos analógicos como digitales.

En su respuesta a la consulta, EFPA España también ha recalcado la necesidad de extender el gobierno de productos a los algoritmos. Al igual que MiFID II impone reglas para el asesoramiento financiero en la distribución de productos, el gobierno de productos también debe aplicarse los algoritmos y a los productos Fintech diseñados mediante algoritmos o IA.

Del mismo modo, EFPA ha querido poner de manifiesto el riesgo de automatización que puede ocasionar la digitalización, lo que puede implicar un riesgo de “comportamiento de rebaño” entre los consumidores con riesgo sistémico vinculado. Asimismo, EFPA ha mostrado su preocupación por los riesgos relacionados con la falta de educación digital, que puede derivar en una eventual exclusión financiera de algunos sectores.

Robo advice

Efpa España participa en la consulta de la comisión europea para una nueva estrategia de finanzas digitales

En relación con el robo advice, EFPA España ha incidido en la necesidad de diferenciar el asesoramiento financiero de lo que no lo es. En este sentido, en su respuesta evidencia que lo que a menudo se describe como robo advice, en realidad es robo investing o asignación de activos y no planificación financiera y ayuda a los clientes a identificar sus objetivos y necesidades a largo plazo. Además, EFPA ha señalado la conveniencia de que se identifique a la persona responsable del robo advice.

Por otro lado, en su respuesta EFPA ha calificado las herramientas automatizadas como un complemento al asesoramiento humano, de modo que los clientes deberían poder tener siempre la opción de tratar con un asesor humano cara a cara, que también garantice una evaluación efectiva del perfil del cliente.

Coordinadores de Regulación de EFPA España.

Leer más contenidos de Zunzunegui Abogados en el blog de EFPA España.

También te puede interesar
Mifid II: qué es y cómo afecta al asesor financiero
Qué es MiFID II y cómo te afecta si eres asesor financiero
DISPONIBLE EL BOLETÍN DE ACTUALIDAD REGULATORIA DEL MES DE SEPTIEMBRE