Nuevas tecnologías, viejos patrones: Cómo adaptarse al cambio tecnológico

Debido a la creciente aplicación de las nuevas tecnologías, las grandes corporaciones tienen que interiorizar más que nunca el viejo dicho: “renovarse o morir”.

Aunque en algunos casos podemos afirmar que, por querer implantarlo de forma acelerada, estas corporaciones tienen que pensar que van a morir en la orilla después de haber nadado tan rápido.

No se trata de una predicción. Está ocurriendo hoy mismo que, en la carrera de ser pioneros, unos se están poniendo la zancadilla a otros. Incluso algunos se están tropezando con sus propios pies.

Estos atropellamientos son debidos a que la adaptación de este nuevo estilo de vida y de trabajo requiere de nuevos patrones. Sin embargo, se siguen implantando modelos ya obsoletos en un proceso de cambio continuado.

SEGUIR LEYENDO

Digitalización: cómo y por qué invertir en ella

En un entorno como el actual en el que resulta complicado obtener mayor rentabilidad que la media nos hemos fijado en una tendencia: La digitalización. Está presente en muchos sectores, incluso me atrevería a decir que en todos, así que vamos a agrupar a todas estas empresas en un nuevo sector al que llamaremos “sector digital”. Este sector se ha introducido en nuestra vida diaria prácticamente sin percibirlo, ejemplos de ello son las compras que realizamos por Internet, las redes sociales o los pagos con el móvil.

¿Qué es la digitalización?

La digitalización agrupa el universo de compañías que invierten en procesos que hagan la vida más fácil tanto a empresas como a personas a través de plataformas digitales. Así pues, la digitalización nos ofrece herramientas para mejorar los aspectos de nuestra vida cotidiana a través de las plataformas digitales.

SEGUIR LEYENDO

Contra el chiringuismo y la intrusión financiera

Hace veinte años que me dedico al asesoramiento financiero. Veinte años, ni uno más ni uno menos. Veinte años y en lo financiero, una auténtica montaña rusa de vivencias personales en un in-crescendo continuado de vértigo y cataclismo.

El colapso del fondo financiero Long-Term Capital Market saludó mi bautismo en finanzas hacia 1998. La debacle de las empresas  puntocom del año 2000 apuntó maneras de fin del mundo tal y como lo conocíamos. La trágica rúbrica de los atentados del 11 de Septiembre de 2001 abrió las puertas del abismo a lo desconocido.

En unas semanas más estallaría el escándalo de Enron que prolongaría la crisis de las hipotecas subprime a partir del año 2006 y el apocalipsis de Lehmann Brothers en el 2008. Después, la crisis total. El mundo en caída libre y las heridas sangrando sin suturas posibles. Diez años de derrumbe, quiebras sucesivas, políticas económicas irreconocibles, etc.

SEGUIR LEYENDO

Filosofías ganadoras: El auge de la inversión Value

En el mundo de las inversiones, cuando se trata de gestionar, han convivido casi siempre de forma civilizada diferentes corrientes, filosofías o estilos. Entre ellas, las dos más destacadas son la filosofía de valor o value y la de crecimiento o growth. Existe una denominada blended pero que se ha convertido en irrelevante, a efectos de marketing, frente a las otras dos.

Dependiendo del momento del ciclo económico, una de las dos orientaciones está más o menos de moda que la contraria. También depende del desempeño de las mismas en ejercicios anteriores, o la consistencia en resultados -en forma de puntos de rentabilidad extra- frente al estilo contrario.

SEGUIR LEYENDO

WACC y el riesgo de inversión: ¿Por qué algunas empresas obtienen crédito más barato?

Todas las compañías necesitan financiar sus operaciones corrientes pero cabe preguntarse: ¿Por qué algunas empresas obtienen crédito más barato?

La importancia del coste de financiación

Parece fácil adivinar que, cuanto menor sea el riesgo percibido por parte de los Bancos e inversores en una compañía, más atractiva les resultará para invertir. También será menor el tipo de interés que exigirán para prestarle dinero.

Cada vez que una compañía necesita financiación – ya sea para su capital circulante o bien para sus activos fijos – los prestamistas o inversores a los que se la solicita estudian con detenimiento las cuentas anuales, presupuestos, proyectos, etc.

En función de la viabilidad y riesgo de la operación, determinan si van a invertir en la empresa, y el tipo de interés al que están dispuestos a hacerlo.

SEGUIR LEYENDO
1 12 13 14 15
Newsletter