Qué es y cómo usar el Rendimiento Especulativo

rendimiento-especulativo
¿Esto ha sido de tu interés?

La rentabilidad «suma de dividendos más el crecimiento de los beneficios de las compañías» no es lo único que interfiere en los retornos que obtiene el inversor, hay que sumar (o restar) el “rendimiento especulativo”.

Puede ser positivo: Si el PER pasa de 10 a 20 en 10 años, es decir se duplica en ese plazo, se añadiría un 7% a la rentabilidad cada año.

Puede ser negativo, si el PER pasa de 20 a 10, sería aproximadamente de un -7% al año. Otro ejemplo, si tenemos un PER de 20 y se reduce a 15, su media, que es un 25%, eso es un 2% que hay que restar a la rentabilidad de la inversión (suma crecimientos beneficios y dividendos)

En definitiva, no siempre se paga lo mismo por cada unidad de beneficio de una compañía o de un índice.

Consejos a la hora de invertir (teniendo en cuenta el Rendimiento Especulativo)

Una vez visto el comportamiento de la volatilidad en los mercados financieros y sumado el rendimiento especulativo, podemos decir que entrar a invertir en el mercado financiero tiene que ser una decisión meditada.

Hay que tener capacidad económica para invertir, y capacidad psicológica para exponer los ahorros en acciones. Pero ¡Ojo! No todo inversor que posee ambas características cumple en todo momento de su vida un perfil adecuado. Así que también habrá que tener en cuenta el horizonte personal del inversor a la hora de darle nuestro servicio de asesoramiento financiero.

La compra de una vivienda, los estudios de los hijos, etc. impiden que las inversiones se mantengan el periodo de tiempo que hablamos antes. Por eso, la recomendación de tu asesor financiero debe ser la de otro tipo de activo o simplemente la de mantener el dinero en cuenta corriente.

Lo importante, en resumen, a la hora de orientar al cliente, es que diversifiquemos las aportaciones en el tiempo, ya sea en fondos de inversión o en gestoras. Por supuesto, no recomendaría la inversión directa en acciones al inversor particular.

Por último, hay que tener en cuenta que el riesgo es mayor cuanto menos sensación de esté tenemos, cuando todo va bien y pensamos que nada lo puede hacer cambiar. Pero eso es otra historia…

También te puede interesar
moneda-efpa-commerce
La diferencia entre el dinero y la moneda – parte 2: la moneda
perspectiva 2018, Italia y España - EFPA
(II) Bancos centrales y geopolítica: Zoom en Italia y España 🔎🌍