¿Es la Empresa Familiar una fase de la vida de la Empresa?

Empresa familiar, una fase de vida de la empresa?

En las últimas décadas en España ha aumentado de forma muy significativa el número de transacciones relacionadas con la Empresa Familiar. Incluso algunos proyectos empresariales se crean, gestionan y hacen crecer pensando en la futura transacción.

Qué es la empresa familiar : Definición

La empresa familiar es una institución que integra a una familia y a un negocio. El grupo familiar tiene una influencia directa en el gobierno, la dirección y el control de la empresa. En ella, se transmiten valores, se define una estructura de poder, de liderazgo, un estilo de gestión y se fomenta la continuidad familiar en el negocio.

Familia y Empresa son dos sistemas diferenciados e interrelacionados, a nivel de propiedad, de gestión y de reconocimiento socio-económico.

Desde un aspecto financiero-patrimonial, la empresa familiar es la fuente de riqueza, de generación de valor que se transfiere entre generaciones y que permite diversificar el patrimonio global.

Fases de la empresa familiar

Un negocio familiar, como cualquier tipo de negocio o actividad empresarial, se desarrolla en diferentes fases que en ocasiones van asociadas a los cambios en la propiedad y en la gestión.

Es decir, el aspecto más importante de un negocio y más aún de un negocio familiar son las personas, por lo que los cambios generacionales tanto en asumir la dirección y gestión del negocio, como en transmitir la propiedad (de padres a hijos, venta parcial y minoritaria a terceros, etc), constituirán cambios y fases en la biografía empresarial.

FASE 1. La gestación del negocio familiar

FACTOR A DESTACAR: Biografia Familiar vs Fase Empresarial

El emprendedor (hombre o mujer), desarrolla una idea en proyecto y negocio asumiendo un riesgo financiero elevado. Por ese motivo, en la primera fase de creación y puesta en marcha de un negocio, la estructura patrimonial del emprendedor está fuertemente apalancada, incluso en ocasiones hipotecando activos personales de primera necesidad.

En esta fase se identifica de forma extrema el binomio riesgo-rentabilidad, ya que se está dispuesto a perder parte o todo del capital (recursos propios) aportados a la materialización de un negocio. Como contrapartida, la correcta o exitosa evolución de dicho negocio conllevará un elevado resultado económico, que se traducirá en un incremento de valor sobre el capital invertido. 

FASE 2. Madurez y consolidación de la sociedad patrimonial familiar

FACTOR A DESTACAR: Generación de valor y su efecto financiero en la Familia Empresaria

Cuando el negocio empresarial alcanza una fase más madura, se desarrolla, expande, e incluso traspasa generaciones, el impacto a nivel patrimonial es muy elevado: la creación de valor a través del negocio empresarial (del capital riesgo inicialmente aportado), provoca cambios en la riqueza del grupo familiar.

La empresa genera beneficios altos. Parte de los beneficios se reservan para mejorar el negocio y otra parte se reparte en forma de dividendos. Esto es, la caja libre para los accionistas , una vez cumplidas con las obligaciones de la financiación de terceros (banca o mercado de capitales).

En el caso de la empresa familiar, los accionistas son miembros de un grupo familiar y esta situación contribuye a que se vaya creando un patrimonio global y diversificado, entre activos:

  • De uso privativo
  • Empresariales (adicionales a la propia empresa familiar, como otras participaciones empresariales minoritarias)
  • Inmobiliarios en renta
  • Mobiliarios

Cómo emprender una empresa familiar exitosa

Cómo emprender una empresa familiar exitosa

La clave del éxito en la empresa familiar es la ética y los valores que se trasmiten entre generaciones. En segundo lugar depende de la formación técnica que aporten los miembros de la familia empresaria y el apoyo en profesionales externos que permitan acometer objetivos empresariales, económicos y financieros, sin abandonar los valores originales de la familia.

El patrimonio empresarial lo constituye principalmente la empresa familiar y es la fuente de creación de valor patrimonial, formada por activos productivos (la aplicación de los recursos de capital y deuda con el objetivo de generar una rentabilidad superior al coste de dichos recursos), y generadora de liquidez (dividendos o caja libre repartible para el inversor-accionista-grupo familiar.

En términos de mercados, es el multiplicador financiero: “la empresa Y se valora en x10 EBITDA” es una expresión común que identifica a qué múltiplo sobre el beneficio operativo de un negocio productivo estaría “el mercado” dispuesto a comprar ese negocio.

Qué pasa si el negocio familiar no tiene éxito

Si el grupo familiar no tiene relevo generacional, la empresa familiar habrá sido una fase de “la empresa” durante 20, 50, 80 años…, y el comprador natural de la misma (comprador parcial y por una fase más corta de tiempo), será el Capital Riesgo. 

A nivel patrimonial se habrá producido, un “evento de liquidez” y una transformación de la estructura de la riqueza, que obligará a tomar decisiones de reinversión para que el capital obtenido por la venta total o parcial de la Empresa Familiar, se destine y aplique a nuevas inversiones con finalidad económica y/o social.

Parece sencillo, y por ser sencillo resulta ser complejo; lo importante es que no lo hagamos complicado.

Consulta el artículo de Manuel Pavón, Phd, sobre Protocolo Familiar

La autora ha sido formadora en diversas sesiones de recertificación para la formación de los asesores financieros de EFPA España.

Elena Yepes, consultora financiera en Yepes Evangelista y asesora financiera European Financial Advisor (EFA)
También te puede interesar
formacion-financiera-efpa
El auge de la formación financiera entre los clientes de banca
Planificación jubilación - EFPA
Planificación de la jubilación: ¿Por qué es tan importante?

Deja tu comentario

Tu Comentario*

Tu Nombre*
Your Website