Deuda soberana de EE.UU. : Quién la gestiona y qué pasa (I)

ee.uu.-efpa

EE.UU. es el país más endeudado del mundo. No es una noticia nueva. Las consecuencias que podría causar en todo el mundo una declaración de quiebra por parte de Estados Unidos serían catastróficas. Por esto, es un escenario difícilmente imaginable para muchos ciudadanos.

Actualmente, sabemos los datos históricos y presentes del país. Lo que puede darnos una visión de cómo podría evolucionar la deuda de cara al futuro, siguiendo la tendencia pasada.

Tabla 1.

Fuente: Expansión

Según lo visto en la Tabla 1, se observa una situación de alerta en el marco de la deuda sobre el total del PIB. En este aspecto, Estados Unidos no es el país que esté con una deuda más elevada respecto a su Producto Interior Bruto. Aún así, lo preocupante aquí es el total de deuda soberana en temas de datos monetarios, superando ya los 20 billones de euros en el 2017.

Siguiendo el promedio dentro de un escenario neutral sucedido en los últimos 17 años, Estados Unidos espera tener en 2025 una deuda pública equivalente a 27,5 Bn de euros, siendo casi el 130% de su PIB esperado para entonces.

Deuda de EE.UU. sin perspectivas de mejora: La política fiscal de Donald Trump

La perspectiva de la evolución de la deuda no parece que vaya a mejorar respecto del escenario actual. Esto es debido, en parte, a la política fiscal expansiva llevada a cabo por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Para hacernos una idea, los puntos básicos de su plan fiscal se estructuran en tres factores esenciales:

  1. Bajada del Impuesto de Sociedades del 35% al 20%, con el objetivo de recuperar la competitividad fiscal de las empresas, pero reduciendo los ingresos fiscales entre 2015 y 2024 en $18.500 millones.
  2. Baja el impuesto sobre las plusvalías de 23,8% al 20%.
  3. Descenso del IRPF a todos los ciudadanos al 10%, 25%, y 35%, aumentando las deducciones a las familias y por el contrario reduciendo los ingresos fiscales por parte del estado.

La Reforma fiscal está encarada a incentivar el gasto y la inversión por parte de las empresas y las familias particulares. Esto empeorará a corto plazo la recaudación que ayudaría a reducir el endeudamiento público.

¿A quién debe dinero EE.UU.?

Por otro lado, en el momento de detallar quiénes son los acreedores del total de deuda soberana de EE.UU., obtenemos el resultado que se muestra en la Tabla 2. En ella, se distribuyen en distintos acreedores principales de la deudda americana. Se basa en porcentajes del año 2012 y de deuda pública del año 2017.

Tabla 2

Fuente: Departamento del Tesoro de EE.UU y propia (del autor).

En la tabla 2 se destaca que los países con presencia individual con un porcentaje de deuda más grande al resto de acreedores son: China y Japón.

Relación de EE.UU. con China

Teniendo en cuenta que la primera potencia económica mundial por PIB, en términos de paridad de poder adquisitivo, es China -con un endeudamiento gubernamental equivalente a un 45% del PIB en el 2016, según el diario Expansión– su relación no debería ser muy preocupante. El problema aquí ya fue detectado hace un año por la Agencia Moody’s, degradando la nota de China a razón del estado de salud financiero que sufría el país:

Desde 2008, China y las empresas de propiedad estatal empezaron una política expansiva con fines de construcción de ciudades, inversión en negocios e impulsando los mercados financieros. A consecuencia de todo esto, la deuda corporativa aumentó cerca del 170% del PIB en 2016.

Según Capital Economics, una opción a barajar por parte de China para reducir el alto nivel de endeudamiento corporativo sería el rescate bancario, pero dicha acción impulsaría la deuda gubernamental del 45% al 80% de PIB, siendo un total de deuda superior a más de 8 bn de euros.

Debemos tener presente que hoy en día, el total de la deuda gubernamental de EE.UU en manos de China equivale aproximadamente a un 13% sobre el endeudamiento estatal del país.

Relación de EE.UU. con Japón

Por otro lado, Japón tiene un endeudamiento a fecha 2016 de 10,5 Bn de euros, según el diario Expansión, lo que supone un 235% de su PIB. Esto convierte a Japón en el país desarrollado con la mayor deuda pública del mundo. Lo que dificulta la restauración de la salud fiscal del país.

El importe de deuda estadounidense en manos de Japón equivale cerca del 7% sobre el total de deuda pública japonesa.

La preocupación aquí se sustenta en que sabiendo que la deuda soberana está repartida entre los distintos países.  ¿Qué ocurrirá con los demás cuando uno de ellos caiga?

(Sigue leyendo…)

¿Te ha gustado este artículo? Gracias por compartirlo 🙂

Aleix Buixadera Merola

Asociado EFPA – Certificación European Financial Advisor (EFA)

También te puede interesar
Cómo afectan el tiempo y el miedo a tu inversión
Tiempo y miedo a lo desconocido: ¿Afectan a la inversión?
Qué son y cómo funcionan los Roboadvisors
RoboAdvisors: Radiografía de la inversión automatizada

Deja tu comentario

Tu Comentario*

Tu Nombre*
Your Website