“EL ASESOR, EL CLIENTE Y UN PLAN (o varios….)”

“EL ASESOR, EL CLIENTE Y UN PLAN (o varios….)”

Durante estas 3 últimas semanas desde WeAreNotNumbers hemos realizado un ciclo de 3 webinars con varios contenidos y queremos brindaros una reflexión sobre ellos. Sirve de resumen para los que asististeis y para aquellos que no hayáis podido asistir. Veamos el resumen de “EL ASESOR, EL CLIENTE Y UN PLAN (o varios….)”.

Empieza por cuidarte: enfócate en lo que depende de ti

En primer lugar pusimos foco en nosotros individualmente: todo debe empezar por un@ mism@.

Si tú no estás bien, ¿cómo vas a poder asesorar coherentemente?  Os propusimos empezar por escucharnos, centrarnos y dejarnos ayudar. Con ello pudimos entender que debemos hacer lo que depende de nosotros para estar mejor y así poder asesorar mejor.

A continuación le pusimos nombre a nuestro estado de ánimo y analizamos cuánto perduraba en el tiempo.  También vimos que debíamos estar comprometidos de manera innegociable independientemente de nuestra motivación.

Seguidamente analizamos qué era prioritario y urgente en el momento actual para cada uno de nosotros tanto a nivel personal como profesional. Trabajamos con la regla 10-10-10, que nos ayudó a proyectarnos en el tiempo y a gestionar nuestro estado emocional: podremos cambiarlo y tomar decisiones más racionales y con más perspectiva que si nos dejamos llevar simplemente por el momento actual.

Eres el faro de tus clientes

Una vez trabajamos nuestro yo, vimos que era imposible no comunicar y que, de forma consciente o no, trasladamos diferentes imágenes a nuestros clientes, ya sea una imagen ilusión, realista, simbólica o una generadora de emociones y actitudes. Analizamos la importancia de escoger qué imagen o qué combinación de ellas queremos trasladar en estos momentos a nuestros clientes y porqué.

Luego nos adentramos en un mar revuelto, tempestuoso…donde descubrimos que nosotros somos el faro de nuestros clientes y que para enfocarles y no deslumbrarles, debemos escucharles activamente, y debemos ser empáticos; de esta forma podremos iluminar a nuestros clientes para llegar a buen puerto.

Ten siempre un plan para gestionar la incertidumbre

Con posterioridad, reflexionamos acerca de pensar y actuar; también enfatizamos la importancia de validar la situación actual de cada cliente. No podemos permitirnos el lujo de no saberla. Añadimos que después de validar su situación debemos poder acompañarl@ en el tránsito de la incertidumbre.

Para minimizar la incertidumbre, planteamos diversos escenarios que nos permitieron trazar varios planes.  Tanto nuestro umbral de insomnio como el de nuestros clientes mejorará sin duda. 

En definitiva, si yo estoy bien, el cliente lo agradecerá y en medio de esta tempestad viral se sentirá acompañado y podremos estar convencidos que nuestro compromiso con él/ella ha sido máximo.

Por último, hablamos de Víctor Frankl y remarcamos que cada un@ de nosotr@s tiene la libertad de escoger. Podemos quedarnos con lo “bueno” o con lo “malo” de esta situación actual. Podemos hablar continuamente de recesión, de crisis, de pandemia o podemos ensalzar la solidaridad, el concepto de comunidad, el cuidar a nuestros mayores más que nunca… ¿qué opción eliges?

Te toca a ti decidir…… pero no olvides que eres el faro de tus clientes y que son ellos los que navegan en el barco.

“EL ASESOR, EL CLIENTE Y UN PLAN (o varios….)”

Ricard Ventura
Coach financiero y CEO de WeAreNotNumbers

También te puede interesar
Nueva Normalidad: sectores ganadores tras el Covid19
Guillem Roig: “La planificación del rescate de los planes de pensiones es fundamental para maximizar su rentabilidad”