Educación financiera: claves para contratar fondos de inversión

fondos-edufinanciera-efpa

Según la mayoría de estadísticas y datos oficiales, en España ahorramos poco y no siempre de forma acertada. En general, nuestras inversiones suelen ser conservadoras, con un peso demasiado grande en depósitos y cuentas corrientes. Así se pierden oportunidades para obtener mayores rentabilidades, como las que podrían ofrecer los fondos de inversión.

La falta de cultura financiera y el desconocimiento de la labor de los asesores financieros son las causas principales de esta situación.

Los fondos de inversión son una buena alternativa para obtener la mejor rentabilidad, aunque hay distintas consideraciones a tener en cuenta antes de decidirse a invertir. A continuación, te presentamos los 5 puntos a tener en cuenta antes de contratar un fondo de inversión (*).

1. Localiza y consulta a tu asesor financiero

En general, en España tenemos una mentalidad basada en el «hazlo tú mismo». Obviamos el consejo de profesionales y técnicos hasta en temas relacionados con una nuestra salud. Somos uno de los países que más se automedican de Europa.

En el ámbito de la inversión, la mayoría de ahorradores no consulta un asesor financiero cualificado antes de poner su dinero en un fondo de inversión.

Consultar con un profesional certificado es un apoyo imprescindible si vas a iniciarte en el mundo de la inversión, ya que se trata de una persona con conocimiento en la materia que podrá asesorarte según tu perfil de inversor y darte a conocer (y escoger entre) toda la gama de productos financieros a tu disposición.

2. Conócete a ti mismo y tus metas financieras

Del Oráculo de Delfos a especialistas en el mundo de la inversión, la necesidad de conocer las propias metas y objetivos se impone a la hora de tomar cualquier decisión. Es importante tener objetivos financieros en distintos plazos, y tener paciencia para conseguir un buen método de ahorro que nos permita cumplirlos, como afirma el asociado Lino Beloso.

El fondo de inversión nos permitirá mantener el dinero en movimiento para que no pierda valor. Al mismo tiempo, tenemos que saber cuál es nuestro perfil de inversor para entrar en el juego con el riesgo asumido.

Algunas preguntas que pueden ayudarte a saber a qué modelo de inversor perteneces:

  1. ¿En cuánto tiempo necesitaré disponer de mi inversión?
  2. ¿Qué disponibilidad de ahorro tendré en un el futuro?
  3. ¿Tengo ahorros para gastos inesperados?
  4. ¿Cuánto estoy dispuesto a arriesgar para conseguir mis objetivos?

3. Revisa todas las alternativas de inversión a tu alcance

Hay todo tipo de productos adecuados para cualquier perfil de inversor. Por esto, una vez sepas quién eres (con ayuda de un buen asesor podrás conocer también tus sesgos cognitivos) y qué quieres , infórmate bien de todas las opciones.

👁❗ Datos que debes saber sobre los fondos de inversión

La educación financiera es imprescindible llegado este punto. Si vas a invertir en un fondo de inversión, tienes que tener clara la diferencia entre fondos:

Conocer las diferencias entre ellos, en qué activos invierten y a qué tipo de inversor van dirigidos te ayudará a despejar el camino hacia una buena inversión.

Una consulta con un profesional puede darte una clara idea de tu perfil financiero y de la oferta de fondos a tu alcance que más se ajusta a tus características.

4. Invierte en fondos con garantía de la CNMV y revisa el DIF

Recurre a fuentes oficiales y revisa con atención la documentación del producto antes de contratarlo. Igual que cuando vas a hacer cualquier compra de valor, es importante que compruebes sus sellos de garantía y calidad oficiales. La CNMV sería, en el caso de los productos de inversión, el sello que tendrías que buscar para asegurarte de que la entidad emisora del fondo se trata de una sociedad segura y no un chiringuito financiero.

Por otro lado, todas las gestoras que comercializan con fondos de inversión están obligadas a publicar el documento DIF. En inglés, se llama KID (Key Investor Document). Es el archivo que te dará toda la información que necesitas saber sobre el fondo, como sus riesgos y nivel de rentabilidad esperado.

Como ves, es más que recomendable su lectura antes de decidirte a colocar tu dinero en un fondo de inversión. Su estilo de redacción es sencillo pero no estaría de más que antes de leértelo estuvieras familiarizado con el argot del sector.

5. Calcula los gastos añadidos, como las comisiones del fondo

Muchos no lo saben, pero la mayoría de los fondos gestionados de una forma activa tienen comisiones.

Por eso, uno de los handicaps que encuentran quienes realizan una primera inversión, son los gastos añadidos que no habían previsto. Hay que tener en cuenta estos desembolsos para saber con exactitud cuál será el beneficio neto de nuestras inversiones.

Por otro lado, saber quién gestionará el fondo puede aportar confianza a la hora de decidirse a invertir. Datos como su trayectoria profesional y experiencia anterior pueden ayudarnos, aunque como dice la máxima:

Las rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades en el futuro.

Y eso hay que tenerlo en cuenta.

 

(*) Este post fue escrito originalmente por el Departamento de Educación Financiera de EFPA España y se publicó primero en su Blog.

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Ayúdanos a compartirlo! 🙂

También te puede interesar
finanzas conductuales - efpa
Finanzas conductuales: una herramienta para el asesor
Cómo usar big data en tu inversión -Goldman Sachs para EFPA España
Big Data & AI : Cómo aplicarlos a la inversión financiera (Webinar 08/05)

Deja tu comentario

Tu Comentario*

Tu Nombre*
Your Website