Del ladrillo al turismo: Cambio en el modelo productivo de España

Del ladrillo al turismo: cambio en el modelo productivo español

El año pasado, España volvió a marcar un nuevo máximo histórico de turistas extranjeros. Por sexto año consecutivo, España bate récord, con 82,77 millones de visitantes, un 1,1% más que el año anterior. El sector turístico sigue siendo un motor para el crecimiento de la economía española, con un incremento cercano a los 100.000 nuevos empleos. Las actividades relacionadas con el sector turismo suponen el 12,2% del total de afiliados a la Seguridad Social.El turismo es uno de los pilares de la economía española. Genera el 20% de los empleos que se producen en España y ha tomado el relevo del sector de la construcción como motor de creación de empleo en España desde 2007.

Declive del sector constructor tras la crisis y paso al turismo

Antes de la crisis, el sector de la construcción empleaba al 13% de los trabajadores, mientras que el sector turístico tenía ocupados al 10%. Después de 10 años, la construcción ha reducido su peso a la mitad y ocupa al 6% de los trabajadores. En cambio, el peso del turismo ha aumentado hasta alcanzar el 12% del total de trabajadores españoles.

Esto supone un cambio en el modelo productivo español.

El modelo de crecimiento a inicios de siglo estaba basado en la demanda interna, que absorbía grandes cantidades de recursos en la inversión del sector de la construcción y que ofrecía un déficit por cuenta corriente de manera desorbitada.

Esto ocasionó una gran demanda de consumo y unas grandes necesidades de crédito para sostener este boom inmobiliario y el endeudamiento que se había generado.

El indicador que muestra el cambio en el modelo de actividad es el saldo por cuenta corriente, que ha pasado del 10 % de déficit en 2007 y 2008, al superávit de alrededor del 0,8% del PIB% en 2018.

España es el país del mundo donde el turismo aporta más al PIB y a la creación de empleo.

¿Es buena la dependencia de este sector?

Son varios los interrogantes que se plantean en cuanto a la creación de empleo en el sector turístico. ¿Y si las llegadas de turistas extranjeros empiezan a reducirse? ¿Se puede mantener el ritmo de crecimiento de estos últimos años?

Aunque fuera así, y el sector siguiese creciendo y creando empleo, no se puede obviar que las características de los puestos en el sector turístico no son de la máxima calidad. La hostelería, uno de los sectores más ligados al turismo, es el peor pagado de todos. Sus costes laborales (incluyendo salarios) supone casi un 40% menos que la media.

A ello hay que añadir que este sector está muy afectado por la estacionalidad. Ya que la llegada de visitantes se produce principalmente en verano. La diferencia de afiliación entre los meses de verano e invierno varía entre un 10% y un 15%, lo que supone que parte de los trabajadores durante el verano dejan de estar activos pasada la temporada estival.

Sandra Ferreiro, asesor financiero EFPA Sandra Ferreiro, certificación EFPA European Financial Advisor (EFA)

 

También te puede interesar
buildings-rentabilidad-efpa
Acciones: Cuando la volatilidad no impide la rentabilidad – DWS
Qué es el interés compuesto
El interés compuesto: la octava maravilla del mundo

Deja tu comentario

Tu Comentario*

Tu Nombre*
Your Website