Ralentización de la economía española en 2019

La ralentización de la economía en 2019

La concesión de créditos a empresas y familias se ha ralentizado en los primeros meses del año confirmando las previsiones para el ejercicio actual: 2019 estará marcado por la ralentización de la economía.

Esta situación preocupa a la banca que, en un contexto de tipos de interés negativos, necesita más que nunca aumentar su actividad para lograr mayores ingresos y mejorar la rentabilidad.

La ralentización de la economía en 3 ejemplos prácticos

Las cifras que llegan del mercado de la vivienda confirman esta moderación del crecimiento.

1.Las solicitudes de hipotecas crecen un 5% en 2019 frente al 12% de 2018. Además, experimentan una caída del importe medio por transacción. En concreto, en enero de 2019 se situaba en 121.000 euros, frente a 123.500 euros de media del año anterior.

2.Préstamos al consumo, las operaciones han registrado un frenazo a la mitad, ya que el volumen de concesiones ha pasado de subir a un ritmo del 17,7% a un 8,8% en el comienzo de este ejercicio.

3.La financiación empresas experimentó también un descenso muy significativo. En Pymes los préstamos otorgados pasaron de aumentar en 2018 a decrecer un 19,5%, mientras que, en grandes empresas, pasó de una subida del 9,1% a un solo 6,6%.

Causas de este decrecimiento económico español

Sobre las posibles causas de este decrecimiento se barajan varias explicaciones. Afectando a la contracción del consumo de las familias y empresas podríamos responsabilizar al interrogante sobre si el Gobierno será capaz de sacar adelante su presupuesto para el año 2019.

En particular, afectando a las empresas no todo el obedece a la falta de confianza y prudencia a la hora de solicitar fondos para invertir sino también por el impulso que supuso en 2018 el fin a los programas de liquidez por parte del BCE para destinar financiación al tejido productivo.

Volviendo a las explicaciones del menor consumo de los hogares, está que la tasa de ahorro se encuentra en mínimos históricos. La tasa de ahorro anual de los hogares se situa en el 4,9% de la renta disponible. Este nivel tan bajo implica que el potencial de proyectos de inversión se reduce sustancialmente, y por lo tanto la evolución de la productividad disminuirá. En otras palabras, menor capacidad para incrementar el nivel de los salarios de un país.

¿Te ha gustado este artículo? Lee más de la misma autora.

Sandra Ferreiro, asesor financiero EFPA

Sandra Ferreiro, certificación EFPA European Financial Advisor (EFA)
También te puede interesar
Qué es slow finance y cómo afecta a la inversión
Qué es slow finance, el movimiento lento en las inversiones
Mi experiencia en EFPA me hizo saltar de alegría con más gente
Mi experiencia en EFPA

Deja tu comentario

Tu Comentario*

Tu Nombre*
Your Website