Qué son los Fondos de Inversión Temáticos [con EJEMPLOS]✅

¿Qué son los fondos de inversión temáticos?

En los últimos años hemos visto lanzar por parte de muchas gestoras los llamados fondos de inversión temáticos. A primera vista, podríamos pensar que son un tipo de fondo sectorial algo más sofisticado (o con un universo de inversión menos definidos). Sin embargo, vamos a ver las diferencias entre un fondo de inversión temático y un fondo sectorial para que puedas manejar tu inversión.

Qué son los fondos de inversión temáticos.

Los fondos de inversión temáticos son aquellos centrados en invertir en las grandes tendencias de la economía mundial. Pueden invertir en sectores de todo tipo, y dentro de ellos, en empresas muy dispares.

Para no hacer un artículo lleno de definiciones teóricas de difícil comprensión, vamos a explicar el concepto y sus diferencias de los fondos de inversión sectoriales a partir de ejemplos prácticos.

Fondos de Inversión Temáticos VS Fondos de Inversión Sectoriales

Las consecuencias de este enfoque diferente es que el fondo sectorial tiene empresas con negocios muy correlacionados. Si el sector va bien, le va a ir bien a todas las empresas del fondo, pero si el sector se contrae o los márgenes caen debido a una mayor competencia, todas las empresas se pueden ver afectadas en un grado similar.

En el fondo temático, al tener empresas de otros sectores el valor del fondo se va a ver menos afectado por los ciclos del sector.

Incluso puede tener empresas que se beneficien de una crisis en el sector, ya que una elevada competencia puede derivar en una bajada de precios que beneficie al retail online. Por ejemplo, ejerciendo un efecto contra cíclico.

EJEMPLO 1: invertir en Telecomunicaciones con fondos de inversión temáticos

Hasta donde yo conozco, no existe un fondo temático de telecomunicaciones. Pero si existiera, ¿En qué se diferenciaría de un fondo sectorial de telecomunicaciones?

Un fondo sectorial de telecomunicaciones se limitaría a invertir en empresas cuya actividad principal esté en el sector de las telecomunicaciones: operadoras, fabricantes de equipos, gestoras de infraestructuras.

Por el contrario, un fondo temático de telecomunicaciones podría invertir en toda empresa que se viera afectada por el desarrollo de las telecomunicaciones, además de las del propio sector.

EJEMPLO 💡:
La fondos de inversión temáticos podrían, por ejemplo, invertir en fabricantes de semiconductores. Ya que el crecimiento de las telecomunicaciones impulsará la demanda de dichos productos. O en el comercio online, puesto que la extensión de las telecomunicaciones facilita su negocio.

Ejemplo 2: invertir en Robótica, Fondos Sectoriales VS Fondos de Inversión Temáticos

Un fondo sectorial de robótica se limitaría a invertir en empresas que fabriquen robots o los componentes directos de estos.

Un fondo temático de robótica puede invertir en sectores que se puedan beneficiar de la expansión de la robótica o que sean proveedores secundarios de estos.

Por ejemplo, si creemos que la robótica tenderá a consistir en robots que se mueven de forma autónoma con baterías, se podría invertir en ese sector. Si la robótica va a disminuir los costes de distribución (por la automatización de almacenes y la aparición de vehículos autónomos) también estas empresas estarían dentro de nuestro universo de inversión.

Una vez más, el fondo temático está mejor diversificado al invertir en empresas menos correlacionadas. Incluso algunas de ellas pueden presentar una correlación negativa.

Ejemplo 3: Cómo sacarle partido al
envejecimiento de la población con fondos de inversión temáticos

Este ejemplo tiene trampa ya que no existe un “sector” de las personas mayores y por tanto no es posible hacer un fondo sectorial en base a esto. Sin embargo, sí se puede hacer un fondo de inversión temático, lo cual nos permitiría ampliar el campo de visión de nuestras inversiones.

La población de los países desarrollados está sufriendo un proceso de envejecimiento. Cada vez, la media de edad de la población es más alta y esto tiene efectos en muchos sectores de la economía.

Un fondo temático, por ejemplo, invertiría en empresas del sector salud, puesto que la gente mayor es más demandante de este tipo de servicios. Lo mismo pasa con el sector turismo, ya que las personas mayores tienen más tiempo y poder adquisitivo para realizarlos. Incluso se podría invertir en el sector de la moda, en aquellas empresas que se centren en nuestro público objetivo.

Cómo distribuir los fondos de inversión temáticos en una cartera de inversión

Vistas las diferencias prácticas entre ambos tipos de fondos, podemos concluir que los fondos sectoriales son útiles para aprovechar las fases alcistas de un sector concreto de la economía.

Al presentar un mayor riesgo de correlación que la media del mercado, deben usarse con cautela en función del riesgo de la cartera. Y su permanencia en la cartera será temporal mientras dure la fase alcista.

Los fondos temáticos no tienen por qué tener mayor volatilidad que el mercado, ya que pueden incluir tanto empresas cíclicas como contra cíclicas y de sectores complementarios. Responden más a tendencias a largo plazo que a los ciclos sectoriales.

Por lo tanto, pueden constituir una mayor proporción de la exposición a renta variable en una cartera. Especialmente si se diversifica entre fondos de temáticas diferentes. Y pueden permanecer en cartera durante largos periodos de tiempo al ser más inmunes a los ciclos.

También te puede interesar
diferent-linkedin-seo-efpa
LinkedIn: tu perfil profesional y posicionamiento SEO (Webinar 27/11)
Qué son las TLTRO que aplicará el BCE y qué consecuencias tienen
Qué son las TLTRO y qué consecuencias tendrán en los mercados